Pequeño vals vienés (Miguel Ángel Lizaranzu)

Me encanta el Lorca surrealista de poeta en nueva york, adoro esas poesías. El cómic lo hice en el año 1998, centenario del nacimiento del poeta, año en el que si Lorca hubiera resucitado en Granada, se hubiese pegado dos tiros en la boca. Ese año los verdugos celebraban un centenario, y la ciudad estaban tan bonita que daba asco. Aún así yo también participé de esta mierda, pues hice el cómic para un concurso que tampoco ganó nada y en el que encima perdí los originales…

La versión musical que hizo Leonad Cohen de «pequeño vals vienés» rozaba la magia, y la versión, que inspirados en Cohen, hicieron Morente y Lagartija Nick en Omega, me llegó muy hondo en su momento.

Esperaba estar a la altura con las imágenes. Mientras lo dibujaba escuchaba de fondo una y otra vez las dos versiones, de modo que fue un poco experimental, improvisando sobre la marcha, según me iban viniendo las escenas a la cabeza, sin ningún boceto previo. Creo que lo conseguí, me gusta el resultado, aunque la calidad de la tinta de los originales se haya perdido en la fotocopia, que es el único material que conservo.

Disfracémonos de cabezas de río, pues.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *