Rivales (Jesús Artacho)

A Alfredo Urbano le exasperaba que el escritor Carlos Vaughan lo citase entre sus influencias cuando era evidente que en realidad lo que hacía era plagiarlo, plagiarlo descaradamente.

Su mal gusto le permitía, además, incluir en una de sus novelas la siguiente cita de August Strindberg: “Los grandes artistas roban, los artistas menores piden prestado”.

Aceptando tácitamente el juego, Urbano le respondió un año después en su siguiente libro con unas sabias palabras de Hermann Broch: “No es que sean malos escritores, sino delincuentes”. Continuar leyendo «Rivales (Jesús Artacho)»