John Lessone

John LessoneSu vida

John Lessone (Córdoba, 1976) es autor de diversos relatos cortos publicados en este mismo blog. Amante de la literatura clásica y contemporánea, desarrolla en la actualidad diversas actividades ligadas al mundo del diseño gráfico, la publicidad, el marketing online y la música. Opina que no hay mejor imagen que la suscitada por las palabras, y que lo mejor de los artistas y los genios es cuando se callan.

Su obra
Libros Publicados
Relatos
Reseñas

Manteca colorá (Montero Glez)

Portada - Manteca ColoráConil de la Frontera, Cádiz. Casitas de cal, tascas de pescadores, terrazas con sombrillas de cruzcampo, clubs de alterne, picoletos con barriga y mostacho, y gomas que cruzan el estrecho por la noche. En mitad del tinglao: el Roque, buscavidas profesional de sangre caliente, que acaba de salir de la cárcel; el Coronel Peralta, guardia civil jubilado y narcotraficante en activo, dueño y amo del cortijo que acostumbra a hacer lo que le sale de la próstata; y la Sole, tabernera de armas tomar, que se las entiende con el Roque en la cocina. Ocurre que un día el Coronel le ofrece un trato al Roque, uno de esos encargos que deben hacerse a la luz de la luna, pasando las de san quintín entre los latigazos de las olas y los focos de las heinekens. Y el Roque, que no es de los que agachan, tira palante haciendo oídos sordos a los gritos de la Sole. Continuar leyendo “Manteca colorá (Montero Glez)”

Los relatos de Torpedo (Enrique Sánchez Abulí)

Portada - Los relatos de TorpedoHace ya tiempo que sabía de la existencia de Torpedo, pero no fue hasta hace unas semanas cuando el gusanillo de la curiosidad me picó finalmente. Ocurrió a raíz de una novela de Montero Glez, concretamente de la dedicatoria de esa novela, que el nombre de Luca Torelli se me metió entre ceja y ceja y no cesé en mi empeño hasta conseguir algo del matón italiano. Lo más lógico hubiese sido comenzar por un comic, puesto que así fue como nació el personaje a principios de los ochenta, pero quiso el azar que empezase la casa por el tejado y en una de mis visitas a una céntrica librería malagueña topé con los relatos de Torpedo. Es entonces, en ese mismo día, cuando descubro y encumbro a la categoría de genio a Enrique Sánchez Abulí, guionista excepcional que escupe pequeñas obras maestras de género negro, en no más de tres páginas, que luego cobran vida gracias a los trazos de Bernet, dibujante igualmente magistral. Continuar leyendo “Los relatos de Torpedo (Enrique Sánchez Abulí)”

Los ojos verdes (Gustavo Adolfo Bécquer)

Portada - Los ojos verdesGustavo Adolfo Bécquer, poeta por excelencia del romanticismo español, se carácterizó por una prosa plagada de imaginación fantástica, que alcanzó su mayor cota en las leyendas. De dichas leyendas poco puedo añadir que no se haya dicho ya, que están increíblemente bien escritas, que están llenas de magia, que son capaces de sumerger al lector en los páramos descritos, y muchas más, todas ellas ciertas. Todas sus leyendas forman ya parte de los clásicos de la literatura española, pero a mi me gustaría destacar “Creed en Dios”, una historia verdaderamente escalofriante que narra las peripecias de un noble déspota llamado Teobaldo de Montagut. Continuar leyendo “Los ojos verdes (Gustavo Adolfo Bécquer)”

Los girasoles ciegos (Alberto Méndez)

Portada - Los girasoles ciegosLo de morirse y triunfar, además de una putada, es moneda corriente en oficios relacionados con el arte, entre ellos la literatura, faena de mucho curro y más hambre todavía. Por ahí han pasado muchos, Cervantes, Van Gogh, Bolaño, Kafka…y Alberto Méndez, uno de los más recientes y laureados. A título póstumo, claro, puesto que escribió “Los girasoles ciegos”, al tiempo falleció y un poco después llegó la película, y con ella las críticas favorables, las salas llenas, las taquillas suculentas, los galardones que tienen que recoger otros en su nombre, y por supuesto las ventas de libros, apilados en grandes centros comerciales y en lugares destacados. Es la gloria de la que hablaba el Galván de Fernán-Gómez en su viaje a ninguna parte. Si algo existe tras las cenizas y aún pueden sentirse placeres desde allá, Méndez estará disfrutando (digo yo) de lo que en vida no pudo. Merecido placer a decir verdad. Continuar leyendo “Los girasoles ciegos (Alberto Méndez)”