Huele como a espiritu postadolescente (Benjamín Villegas)

Huele como a espíritu adolescente - Benjamín VillegasLa chispa magnética entre escritor y lector suele iniciarse a través de la búsqueda. Y cuando buscamos esa conexión solemos guiarnos por un género o autor en concreto, una temática, una corriente literaria, un momento histórico, una generación… Puede que entonces nos topemos con esa conexión mágica que nos haga disfrutar de cada renglón, o puede que no. Continuar leyendo “Huele como a espiritu postadolescente (Benjamín Villegas)”

Ajuar funerario (Fernando Iwasaki)

Portada "Ajuar funerario" - Fernando Iwasaki

No recuerdo el nombre de la serie, sólo sé que era martes por la noche. Mi madre y mi hermana  me advirtieron, pero yo sentía una enorme curiosidad. Me metí debajo de la mesa del salón. Dos  imágenes perturbaron mis sueños durante años: una persona encerrada en la caja isotérmica  de una furgoneta y un vampiro martilleando el cristal de una ventana, mostrando sus afilados colmillos.

Continuar leyendo “Ajuar funerario (Fernando Iwasaki)”

Vientos de intriga (José Calvo Poyato)

Portada - Vientos de intrigaResulta complicado a veces no dejarse llevar por los prejuicios a la hora de valorar un libro, sobre todo si en lugar de leerlo nos limitamos a juzgarlo por la portada o por el título. Mea culpa. A ello por otra parte nos obliga el actual mercado literario, que con su magnífica maquinaria de best-sellers inunda sin piedad hasta el más humilde kiosko de barrio. En la portada, como no, la imagen de siempre; la foto de época, el castillo y las brumas, la espada del templario, el manuscrito indescifrable, la estatua renacentista, el cuadro misterioso, el escudo espartano. Continuar leyendo “Vientos de intriga (José Calvo Poyato)”

Ventajas de viajar en tren (Antonio Orejudo)

Portada - Ventajas de viajar en tren“Imaginemos a una mujer que al volver a casa sorprende a su marido inspeccionando con un palito su propia mierda. Imaginemos que este hombre no regresa jamás de su ensimismamiento, y que ella tiene que internarlo en una clínica para enfermos mentales al norte del país. Nuestro libro comienza a la mañana siguiente, cuando esta mujer regresa en tren a su domicilio tras haber finalizado los trámites de ingreso, y el hombre que está sentado a su lado, un hombre joven, de nariz prominente, ojos saltones y alopecia prematura, que viste un traje azul marino y lleva sobre las rodillas una peculiar carpeta de color rojo, se dirige a ella con esta pregunta tan peregrina: – ¿Le apetece que le cuente mi vida?”.

Continuar leyendo “Ventajas de viajar en tren (Antonio Orejudo)”