Es de locos… (Miguel Ángel Lizaranzu)

darle vueltas al incesto es de locos,

no pensar en el manicomio es de locos,

y creer demasiado en el sexo también

es cosa de locos.

nos condenamos en glorietas de mala muerte,

apestamos demasiado a cerveza y a tabaco

al amanecer,

hasta los pájaros nos señalan y murmuran:

“malditos locos”…

hay que seguir bebiendo “jarabe de cobarde”,

así escuece menos,

así casi no se aprecia el dolor,

así, no es que sea fácil, pero sí

contundente y rápido.

es de locos pasear en bicicleta,

es de locos mirar las puestas de sol,

es de locos escupir en el suelo,

es de locos cantar canciones de amor,

es un desierto de niños insanos,

es el campo de concentración

que alquilamos cada verano.

– tu padre se la mete a tu madre

me dijo un niño a los ocho años,

– es de locos – pensé yo,

es un adagio de completa locura,

un culo borroso y fofo en el que

todos nos vemos reflejados.

Una respuesta a “Es de locos… (Miguel Ángel Lizaranzu)”

  1. Tiene fuerza, me gusta. Campos de concentración que alquilamos cada verano, que gran verdad. Y zulos a 30 y 40 años, que gran error y que gran locura… y que gran cantidad de culos fáciles para el gran fabricante de camisas de fuerza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *