El diablo sobre las colinas (Cesare Pavese)

Portada - El diablo sobre las colinasPavese, uno de los escritores italianos más importantes del siglo XX, dedicó gran parte de su vida a tratar de vencer la soledad a la cual se consideraba condenado. De esta soledad precisamente parte la inspiración que le llevó a escribir, entre otras, la novela que aquí tratamos, un par de años antes de suicidarse en la habitación de un hotel.

Cesare Pavese nos cuenta la historia de un grupo de amigos que viven en la región del Greppo. Allí transcurren sus días y sus noches en soledad, sin más compañía que ellos mismos, aislados de todo y de todos. Impregnados de un sentimiento fatalista y pesimista a pesar de su corta edad, acuden cada noche a las colinas y desde allí divisan el silencio del pueblo donde viven. Los hechos se precipitan cuando Poli, un adolescente criado en el seno de una familia adinerada, es disparado por una novia despechada. Su familia lo envía a una casa perdida en las colinas para que se recupere, en compañía de otra chica y varias criadas que habrán de cuidar de él. Pero pronto el grupo de amigos acude a visitarlo y deciden quedarse un tiempo para hacerle compañía.

Con una descripción del entorno natural rica en detalles y unos diálogos fluidos y cercanos, Pavese nos sumerge tras la visión pesimista de aquellos que no tienen mayor amparo que la soledad. Una historia triste donde el fatalismo apaga cualquier chispa, por leve que ésta sea. Quizá más de uno recuerde etapas pasadas como las del grupo de amigos de la novela, cuando la desidia y la falta de perspectivas se adueñan de cada día, cuando lanzar un grito en mitad de la noche se hace inevitable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *