Subida al Mirador de Ezaro

La de hoy será una de esas etapas que recordaré por mucho tiempo. No sólo por la épica que supone escalar el Mirador de Ézaro, sino por el viaje en sí mismo. Una ruta de ensueño plagada de vistas espectaculares, donde no han faltado los típicos paisajes gallegos salpicados de pazos y construcciones solariegas, hórreos, bosques infinitos, ríos, acequias, cruces de caminos rústicos, y hasta carreteras tomadas por rebaños de vacas. Si alguien viene por aquí con la bici a cuestas que no lo dude, una ruta por el interior de las rías altas con final en alguno de los pueblecitos de Costa da Morte será un souvenir difícil de igualar.

Continuar leyendo “Subida al Mirador de Ezaro”